El principal objetivo del centro es la satisfacción, atención y cuidado de sus pacientes, y por ello cumple de forma rigurosa con toda la legislación vigente. En este sentido cabe destacar la Ley General de Sanidad, publicada en 1986, que recoge los derechos y obligaciones tanto de los pacientes como de las instituciones sanitarias.